Grooming, Sexting y Cyberbullying en Paraguay según fiscala Martínez

Grooming, Sexting y Cyberbullying en Paraguay según fiscala MartínezLa Doctora Teresa Martínez, de la Unidad Especializada de Trata de Personas, con experiencia en niñez y adolescencia, manifestó su preocupación, compartió su experiencia como agente fiscal en la lucha contra la trata de personas y aquí compartimos sus opiniones, inquietudes y recomendaciones. ¿Sos padre?, ¿Sos niño o adolescente?, ¿Estás en las Redes Sociales? La siguiente entrevista puede ser muy útil para tomar decisiones y salvaguardar tu reputación, tu seguridad, tu integridad física-psicológica y la de los demás.

Protección Online entrevista a  la Fiscala Teresa Martínez

¿Sucedió algo similar antes del caso del “Pabellón la Esperanza” de Tacumbú?

Los casos que teníamos anteriormente eran casos individuales de personas que eran atacadas a través de las Redes Sociales como el Orkut donde se manifestaron más casos que en cualquier otra Red Social. La mayoría tenían como víctimas a los estudiantes y eran muy graves porque atacaban su imagen personal, su reputación y honorabilidad, incluso hubo situaciones en que las víctimas quisieron tomar determinaciones drásticas porque no soportaban el grado de humillación en las páginas a las cuales participaban sus amigos de colegio.

También hubo casos en las que se violaba el derecho a la privacidad en la que se subían fotografías y videos en Internet. El mecanismo más utilizado era el acceso a estos archivos a través de los celulares, hecho que se comprobó a través de un estudio que medía el nivel de acceso a internet por parte de los jóvenes.

El caso del “Pabellón la esperanza” ¿Pudo haberse evitado?

Desde luego que sí. Existe una disposición administrativa que prohíbe que determinados medios de comunicación tengan acceso por parte de los reclusos, sin ningún límite. Están prohibido el uso de los celulares y determinados equipamientos. En el caso de los equipamientos del <Pabellón la Esperanza> eran controlados por una sola persona sin restricción alguna, es decir, no había otra persona que lo controlaba. Tenía una oficina donde contaba con una computadora, pudiendo hacer lo que él quisiera con este recurso que pertenece a una entidad del estado y sin ningún tipo de control.

¿En Paraguay existen leyes que sancionan el Brooming, Cyberbullying y pornografía?

En el caso de la pornografía si existen leyes que contemplan la distribución, participación de niños, mientras que el almacenamiento de estos materiales son sancionados sólo si es para la venta.  Anteriormente  estaban sancionados todas las posibilidades, bajar de internet, compartir, almacenamiento, producción y distribución. Todos los casos que habíamos tenido acceso a la distribución de pornografía infantil, hemos enviado a INTERPOL y se ha determinado que no eran de aquí y que son descargadas desde la web pero no son creadas aquí, a excepción de algunas <producciones caseras>, a través de los teléfonos celulares pero tienen otra dinámica porque no circulan en CD, sino que se comparten de celular a celular.

En caso de acoso en Internet. ¿A quién acudir?

Pueden llamar en forma gratuita al teléfono 147, que corresponde a la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, en el fono ayuda podrán contar la situación por la que están pasando y van a derivar la denuncia a donde corresponda. También pueden llamar a la fiscalía pero lo que siempre se aconseja es que conversen con los padres.

En caso ser víctimas de Brooming y Cyberbullying ¿Puede ser denunciado el hecho?

Sí se puede denunciar. Ésos son los casos que hemos realizado las investigaciones para saber hasta qué grado llega porque es un acoso. Si la víctima es una persona menor de edad, actuamos de oficio por la protección que ellos requieren, pero si se trata de una persona adulta lo tiene que hacer a través de una querella y una investigación particular.

¿Existe conciencia sobre el uso y los peligros en las Redes Sociales?

No existe y me asusta muchísimo la falta de conciencia que existen en las Redes Sociales porque no sólo los niños, también adultos que suben a las Redes Sociales todos sus datos personales como fecha de nacimiento, las actividades que realizan hora tras hora. Los secuestradores pueden acceder a este tipo de información para asechar a sus víctimas porque sabe a qué hora sale y entra en su lugar de trabajo, o donde se encuentre. Permanentemente está contando en la web todo lo que hacen y suben fotografías íntimas, de familiares, de fiestas y más.